Saltar al contenido
Rezar a DIOS

Coronilla a la Divina Misericordia

Se recomienda el rezo de la Coronilla a las tres de la tarde, es la hora en que Jesús expiró el Viernes Santo, es la hora de su gran Misericordia. Dijo el Señor Jesús a Sor Faustina, que a esta hora nada será negado al alma que se abandone a su infinita Misericordia, estando en gracia de Dios (haber confesado) y habiendo recibido la Santa Comunión. La fiesta de la Divina Misericordia se celebra siempre el siguiente domingo después de Pascua. La novena comienza el Viernes Santo.

Comenzamos el rezo de la Coronilla haciendo la Señal de la Cruz: Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + Líbranos Señor Dios nuestro + En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo + y continuamos con un Padre Nuestro, un Ave María y el Credo.

Luego usando las cuentas del Rosario, al comenzar cada decena decimos:

Padre eterno te ofrezco el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Luego en cada una de las diez cuentas pequeñas decimos:

Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al finalizar las cinco decenas decimos tres veces:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Expiraste Jesús, pero la fuente de vida brotó para las almas y el océano de misericordia se abrió para el mundo entero. Oh fuente de vida, insondable Misericordia Divina, abarca el mundo entero y derrámate sobre nosotros. Oh Sangre y Agua, que brotaste del Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en ti confío!

Jesús en vos confío, Jesús en vos confío, Jesús en vos confío.

A continuación la novena, los párrafos de la misma son extraídos del diario de Sor Faustina Kowalska, apóstol de la Divina Misericordia. El diario fue escrito por Sor Faustina por recomendación de su confesor y en ellos ha volcado lo que el Nuestro Señor quería dar a conocer al mundo entero sobre la infinita Misericordia de Dios. Cada día se reza la reflexión y a continuación la coronilla.