Saltar al contenido
Rezar a DIOS

Nuestra Señora del Carmen

¿Como nace la devoción a Nuestra Señora del Carmen?

Sin lugar a dudas nace en el monte Carmelo, en Palestina, donde el profeta Elías luchó para defender la pureza de la fe en el Dios de Israel. El profeta, orando en soledad, vio aparecer una nubecilla que luego produjo una bendecida lluvia después de una larga sequía. El monte Carmelo, ha sido considerado siempre un floreciente jardín, su nombre “karmel” significa jardín.

En el siglo XII, un grupo de peregrinos provenientes de Europa, se establecieron junto a “La fuente de Elías” para vivir en forma austera, imitando la vida del profeta.

Los primeros ermitaños del Carmelo construyeron una capilla, en donde cada día se reunían para celebrar la Santa Misa. Esta capilla se la dedicaron a la Bienaventurada Virgen María. De este modo los Carmelitas la escogieron como Patrona, consagrándose a su servicio y rogando su protección. En aquel tiempo llevaron el nombre de “Hermanos de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo”.

María aceptó la voluntad de Dios para ser la Madre del Salvador. Ella guardaba en su corazón todo lo que ocurría en su vida y sentía que todo acontecía según el plan del Padre Dios. Estuvo con Jesús al comienzo de su vida pública,  en las bodas de Caná. También permaneció junto a su hijo en la cruz y allí fue Él quien nos la dió como Madre de todos los creyentes. Luego María esperó orando en el Cenáculo, con los discípulos, la llegada del Espíritu Santo.

El Escapulario del Carmen resume en su significado la relación de los Carmelitas con la Virgen María. Es parte del hábito tradicional vestido por los religiosos. Llevar puesto el Escapulario es una señal de consagración a María, la Madre de Dios, y es un símbolo que invita a revestirse de las virtudes de María y aceptar su protección.

¿Que significado tiene para nosotros el Santo Escapulario?

Muchas personas usan el Santo Escapulario, y también otros sacramentales, como si se tratara de una amuleto, porque desconocen su verdadero significado. El Escapulario tiene tres significados:

  • El amor y la protección filial de María
  • La correspondencia a María
  • El suave yugo de Cristo que ella nos ayuda a llevar

El primer escapulario debe ser bendecido por un sacerdote, y puesto sobre el devoto con la siguiente oración:

 "Recibe este escapulario bendito
y pide a la Virgen Santísima que por sus méritos,
lo lleves sin ninguna mancha de pecado,
que te proteja de todo mal,
y te lleve a la vida eterna"

La imposición del Santo Escapulario, debe hacerse preferentemente en comunidad, para que quede bien en claro su sentido espiritual, y el compromiso que se adquiere con la Virgen del Carmen.

Oración a la Virgen del Carmen

Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, especial Protectora de los que visten tu sagrado Escapulario, por lo que el Padre te engrandeció escogiéndote para verdadera Madre de su hijo Jesús. Te suplico me alcances de tu querido Hijo, el perdón de mis pecados, la enmienda de mi vida, la salvación de mi alma, el remedio de mis necesidades, el consuelo de mis aflicciones y la gracia especial que te pido en esta Novena, si conviene para mayor honra y gloria de Dios y bien de mi alma; que yo, Señora, para conseguirlo me valgo de tu poderosa intercesión. Quisiera tener el espíritu de todos los ángeles, santos y justos a fin de poder alabarte dignamente y uniendo mi voz con sus afectos, te saludo una y mil veces diciendo:

(Tres Avemarías).

Virgen Santísima del Carmen, yo deseo que todos sin excepción, se cobijen bajo la sombra protectora de tu Santo Escapulario y que todos estén unidos a Ti Madre Mía, por los estrechos y amorosos lazos de ésta tu querida insignia.

¡Oh Hermosura del Carmelo! Míranos postrados reverentes ante su sagrada imagen y concédenos benigna tu amorosa protección. Te encomiendo las necesidades de nuestro Santísimo Padre el Papa y las de Iglesia Católica, nuestra Madre, así como las de mi nación y las de todo el mundo, las mías propias y las de mis parientes y amigos.

Mira con ojos de compasión a tantos pobres pecadores, cómo ofenden a tu Divino Hijo, y a tantos que viven sin conocerlo y negando su existencia. Que todos se conviertan y te amen, Madre Mía, como yo deseo amarte ahora y por toda la eternidad. Amén.

Novena completa en nuestro canal https://youtu.be/F9O48PMpVwI